¡Hola!

Hoy os traigo un post que os debía hace tiempo y que me hace muchísima ilusión compartir con vosotros. Como ya sabréis, hace unos meses nos mudamos a un apartamento que tengo en propiedad y le hacía falta un buen lavado de cara. El apartamento es pequeñito, sólo tiene un dormitorio, el salón, la cocina y el baño pero para nosotros dos, es más que suficiente.

Reformando mi casa: El antes y después

Lo primero que tenía claro que quería cambiar era el color de las paredes. Tenía el salón en gris y naranja y el dormitorio en crema y burdeos, colores que hacen más pequeños cualquier estancia, así que, tenía claro que quería pintar toda la casa en blanco. Para ello, confié en las pinturas de Monto, y escogimos la variedad “Excelence” para las paredes. Es una pintura plástica, de base agua y alta calidad. No amarillea con el tiempo y es resistente al agua, por lo que se puede limpiar fácilmente.

Reformando mi casa: El antes y después

Pintamos nosotros y la verdad es que nos resultó súper fácil y cómodo usar esta pintura. Os dejo aquí el enlace por si quisierais probarla: https://www.elcorteingles.es/bricor/A22377720/

Reformando mi casa: El antes y después

Las paredes quedaron espectaculares, aquí os dejo dos fotografías con el antes y el después del dormitorio para que comparéis. Aunque no lo parezca, os prometo que es la misma casa!

Reformando mi casa: El antes y después
Reformando mi casa: El antes y después

El cambio es brutal, ¿verdad? El blanco le da muchísima más amplitud y luminosidad y como veis, también cambiamos los muebles. 

Otra cosa que tenía claro que quería cambiar era el color de las puertas. Para ello, me asesoré con Monto pinturas para ver cuál era la mejor opción y me recomendaron primero dar una mano de imprimación con éste producto: pincha aquí y después, darle varias manos con el esmalte multiadherente (pincha aquí para verlo). 

Reformando mi casa: El antes y después
Reformando mi casa: El antes y después

Cuando os las enseñé por Instagram ya acabadas, me preguntasteis mucho si no tuve que lijarlas antes y la respuesta es que no. Como os digo, solamente le di una mano de imprimación, dejé secar bien y después les di unas 3 manos de pintura por cada lado. Para ello, usé un rodillo de espuma pequeñito para evitar las marcas de la brocha, y la brocha la usé para recortar las molduras de la puerta, ya que con el rodillo no llegaba bien.

Reformando mi casa: El antes y después

Os confieso que era un proyecto que me daba bastante miedo emprender por si el resultado no quedaba bien, pero no puedo estar más contenta con haber decidido llevarlo a cabo porque ¡el resultado me ha encantado! Como veis, pintamos el armario empotrado, la puerta de entrada de casa y las dos puertas de entrada al dormitorio y al baño respectivamente. 

Reformando mi casa: El antes y después
Reformando mi casa: El antes y después
Reformando mi casa: El antes y después

¿Estáis conmigo en que ha merecido la pena? Nosotros estamos encantados con el resultado y con lo fácil que nos ha resultado llevarlo a cabo gracias a las Montó Pinturas. Si es algo que tenías en mente hacer, no te lo pienses, te lo recomiendo 100%. Es una de esas cosas que cuando la acabas piensas: ¿cómo no lo he hecho antes? Y si te surge cualquier duda, ya sabes que puedes escribirme y te ayudaré encantada 🙂

Muchas gracias por pasarte a leerme y os mando un abrazo fuerte de ánimo en estos tiempos difíciles que estamos viviendo. Todo saldrá bien <3

x

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.