¡Hola!

Ya estoy por aquí de nuevo y esta vez vengo a hablaros de dos imprescindibles para mi en la fotografía… ¿te quedas conmigo y te lo cuento?

Desde hace muy poquito, he trasladado el estudio a un local. Antes tenía una habitación en casa habilitada para hacer las fotos y me resultaba incómodo por la falta de espacio, y muy sacrificado por el tiempo que podía dedicarle. Al tomar esta decisión de trasladar el estudio, he ganado en espacio, comodidad y productividad, por lo que imaginaos lo feliz que estoy! 

No obstante, todo tiene sus inconvenientes, y uno de ellos es que tengo que ir con la cámara y el trípode siempre a cuestas para cuando quiero hacer fotos en casa… Así que, precisamente de eso os vengo a hablar hoy, de dos básicos sin los que ahora no sabría vivir! se trata, ni más ni menos, que de mi mochila para la cámara y el trípode.

 

Si te gusta hacer fotos, el trípode es tu mejor amigo, cuando lo tengas, no podrás vivir sin él…

Te permite hacerte fotos a ti misma, poder hacer exposiciones más largas sin que las fotos salgan movidas, y un montón de tipos de fotografía que no podrías llevar a cabo sin él. Desde que lo tengo, mi pareja es mucho más feliz porque no estoy continuamente pidiéndole que me haga fotos… Simplemente preparo el set, coloco la cámara en el trípode y ¡a disparar! Seguro que a más de una os pasa exactamente como a mi y tenéis a vuestra pareja un poco cansada de hacer de fotógrafo/a.

 

 

En el estudio, tengo un trípode profesional, así que necesitaba otro trípode más sencillo pero que fuera estable y seguro para aguantar el peso de mi cámara, así que, después de ver varias opciones, opté por este modelo y estoy encantada. Es de la tienda iKross y os podéis hacer con él en este enlace de Amazon pinchando aquí

Este trípode me gusta especialmente porque pesa muy poquito, es muy manejable y sobre todo es bastante estable y su precio es genial, así que si andabas en busca de trípode, me parece una opción perfecta. Además, sirve también para el móvil.

Y antes de que me lo pidáis, os dejo enlace también a esta cesta tan bonita que aparece en la foto, de Ezoware por si queréis haceros con una igual para vuestra casita 🙂 Pincha aquí

 

El otro imprescindible del que os quería hablar es la mochila para cámara. Como os he comentado, continuamente tengo que trasladar la cámara de un sitio a otro y es súper importante que ésta vaya siempre bien protegida…

Además, cuando viajo, no suelo llevar bolso porque voy con la cámara a cuestas, así que aprovecho y en la mochila, además de los objetivos, baterías, etc., meto siempre mis identificaciones, el móvil y el monedero. 

De esta forma, llevo todo bien recogido y protegido, así que para mi era muy importante que la mochila fuera de calidad y de un tamaño adecuado para poder llevarlo todo cómodamente y lo cierto es que con esta mochila de Evecase he acertado de lleno,

Además, puedo llevar el trípode enganchado a la mochila, tal y como veis en la foto, para cuando viajo.

Os dejo enlace a la tienda de dónde es la mochila por si estáis buscando una para vuestra cámara y queréis echar un vistazo pinchando aquí

También os dejo su perfil de Instagram por si queréis ver el resto de productos que tienen.

 

Y hasta aquí mis imprescindibles fotográficos ¡por ahora! porque como supondréis, tengo muchos más que os iré compartiendo en otros posts.

¿Qué me decís vosotros? ¿Tenéis como imprescindibles también estos dos? ¿Usas mucho el trípode? Contadme cuáles son los vuestros y qué opináis sobre los que os presento hoy, que seguro que sacamos algo bueno de todos vuestros comentarios 🙂

 

Si quieres enseñarme algunos de tus imprescindibles, sube tu foto a Instagram con el hashtag #blogtamarast , estoy deseando conocerlos 🙂

Espero que os hayan gustado y ¡nos leemos pronto!

Centro de preferencias de privacidad

x

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.